Comunicados
Patrocinador Balmaseda FC

Conclusiones futbol base   27.03.17

 

LOS ENTRENADORES Ningún entrenador juega para perder, independientemente de la categoría a la que entrene pero…¿cuál es la prioridad?, ¿formar?, ¿competir?, ¿las dos cosas?, ¿son compatibles? Personalmente me posiciono del lado de los que piensan que la prioridad es la de formar. Cómo veis que digo prioridad, es decir, la competición (partido) también es muy importante como parte de esa formación y en todo caso entender que la victoria llegará como consecuencia del éxito del proceso y no como fin.

 

GANAR COMO CONSECUENCIA, NO COMO FIN

 

  • Pienso que lo que debería preocuparnos es el proceso, el aprendizaje del jugador, su evolución y el entendimiento del juego, es decir, crear jugadores autónomos, creativos y no robots que realicen las acciones sin saber el porqué de las mismas.
  • Al mismo tiempo creo que debemos ser conscientes de que estamos formando “personitas” y nuestra obligación aparte de formarlos a niveles técnico-tácticos es formarlos en “valores” fundamentales en el deporte que les puedan servir en su vida tales como el compañerismo, respeto (rivales, compañeros, árbitros, entrenadores…), capacidad de superación, saber ganar-perder, disciplina …

 

Dicho esto, la pregunta sería: ¿es importante ganar?, mi respuesta sería: no es lo más importante pero…no debemos ver la competición como algo negativo, sino como una parte más dentro del aprendizaje y de la formación del jugador puesto que de alguna manera estas poniendo en práctica por un lado lo aprendido durante la semana (proceso) y por otro lado debes sacar las vivencias/experiencias para “formación en valores” nombrada anteriormente (respeto al árbitro/rivales, saber ganar-perder, compañerismo …) Teniendo en cuenta que como he comentado anteriormente ganar no sería lo más importante, también es cierto que perder semana tras semana y además por goleadas como sucede por desgracia muy a menudo en estas competiciones tampoco sería lo más conveniente para el jugador/niño puesto que los niveles de motivación, confianza, percepción de su evolución se verían notablemente mermados. En esos casos tenemos que ser lo suficientemente hábiles como para poder subir esos niveles durante la semana, en los entrenamientos, con constantes refuerzos positivos que de alguna manera compensen esos resultados negativos.

 

CLAVES PARA EL DESARROLLO DEL JUGADOR (PROCESO)

 

Nuestra prioridad será la evolución del jugador y su mejora a todos los niveles. A continuación comparto algunas pautas a seguir que considero pueden ser útiles para conseguirlo.

 

  • Habrá que ordenar por importancia el tiempo que le dedicamos a cada aspecto a trabajar (técnico, táctico, psicológico y físico); en mi opinión el mayor tiempo lo debemos dedicar al trabajo técnico. Es fundamental en estas edades, ya sea por las mejoras que se consiguen. Al mismo tiempo pero en menor porcentaje trabajaremos la táctica conjuntamente con la técnica y en cuanto a lo psicológico lo incluiríamos en el entrenamiento de “valores”, para lo cual sería fundamental disponer de un psicólogo deportivo. Por último al trabajo físico le dedicaríamos la menor parte del tiempo y nos centraríamos en la psicomotricidad y en la coordinación, muy importantes en fútbol de iniciación.
  • En cuanto al trabajo técnico creo que sería conveniente realizar trabajos individuales de mejora técnica (tecnificación) donde nos aseguramos la participación máxima del niño en el ejercicio, y combinarlos con trabajos grupales (no grupos muy amplios) para poner en práctica aspectos que tengan que ver más con lo táctico. En definitiva buscamos la mayor participación posible del jugador en un entrenamiento, donde entrenar en grupos muy amplios puede dar que un niño termine el entrenamiento sin apenas haber tocado un balón.
  • Sin tener en cuenta el resultado sí que deberíamos de sacar conclusiones del partido sobre mejoras a trabajar, errores cometidos… y en base a ello preparar las siguientes sesiones para seguir con el “proceso” de hacer mejor a ese jugador sin olvidarnos de lo que se ha hecho bien en ese partido para hacerlo ver al jugador y reforzarlo.
  • Es normal que dentro de un equipo haya jugadores de diferentes niveles, en este caso en mi opinión para seguir con una evolución lógica de progreso, cuando se dividan grupos debes tener en cuenta que si un niño está realizando cierto ejercicio con otro y sus niveles son muy distantes será perjudicial para ambos, para uno porque el ejercicio le resultará demasiado simple y para otro porque puede resultar frustrante (ausencia de motivación en ambos casos).
  • En la línea del punto anterior deberíamos también tener en cuenta que si un niño es muy superior al resto, no solo de sus compañeros sino también de sus rivales en la competición, sería interesante hacerlo jugar en una categoría superior para su progresión. ¿De qué nos sirve tener a un jugador muy superior al resto, que gana los partidos “solo” , que el entrenador le hace jugar todos los minutos para “ganar” y que además le invita a tirar a gol desde cualquier posición aunque tenga un compañero en mejor situación que él para tirar…? ese niño no está mejorando y sus compañeros tampoco.
  • Intentar en la medida de lo posible que todos los niños/jugadores tengan los mismos minutos de juego en competición, o fijar un mínimo estipulado por jugador para que todos se sientan partícipes del juego y tengan su oportunidad de seguir progresando no solo en los entrenamientos.

 

LOS PADRES: Los padres son un pilar fundamental en el desarrollo del niño tanto a nivel deportivo como personal en mi opinión hay que hacerles entender que lo fundamental es el desarrollo de sus hijos a nivel personal con valores que van desde el respeto ,compañerismo, convivencia, etc ,y que el desarrollo deportivo es una consecuencia de varios factores que unos niños asimilan mejor que otros, sin que estos otros puedan resultar frustrados si hemos conseguido a través del deporte inculcarles los valores descriptos , para ello es fundamental  dejar trabajar a los monitores sin influencias de ningún tipo.

 

Se deberían hacer unas charlas trimestrales para aclarar cualquier duda sobre el trabajo realizado sin menoscabo de que en cualquier momento pidan reunirse con los responsables del futbol base para tratar cualquier iniciativa que tenga a bien proponer a nivel organizativo u otros.

 

Recordad después de un partido si se ha perdido, potenciar lo bueno que se hizo, sin quitarle importancia a lo que no fue tan  bueno pero si haciéndoles saber que eso se corrige con el trabajo diario (entrenamiento).

 

.Manu Escobedo presidente del Balmaseda F.C

 


Bienvenidos   00.00.00

Estamos dandole contenido disculpen las molestias


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de CookiesAceptar